Spread the love

La transformación digital (TD) es el desafío empresarial que ha concitado mayor atención durante los últimos años. Como toda tendencia incipiente, los consensos respecto de su metodología y gobernanza son materia en disputa.

Muchas de las personas, empresas y consultoras que se dedican a implementar estrategias de transformación digital con un foco excesivo en el componente tecnológico, olvidan un principio básico de todo análisis organizacional. Este principio es que las empresas son sistemas socio técnicos. En otras palabras, desarrollan dinámicas y prácticas de trabajo históricas que conforman rutinas, cultura, roles y, en última instancia, mindsets. Es decir, un conjunto de actitudes, conocimientos, experiencias y disposiciones cognitivo-afectivas que afectan la manera en la que las personas aprecian e interactúan con el mundo. En esta columna te entrego 5 claves para desarrollar un mindset digital.

¿Cuáles son las claves para desarrollar un mindset digital?

Clave 1: Tener un alto nivel de alfabetismo digital

Identificar y desarrollar el alfabetismo digital de forma constante.

Las nuevas tecnologías, procesos y servicios digitales requieren personas y equipos especializados para una correcta explotación dentro de la cadena de valor. Entre estas se encuentra IOT, Analytics, Impresión 3D, Cloud Computing, IA, entre otros. Al igual que aprender un nuevo idioma, una relación fluida con la nueva tecnología se produce cuando las personas se ven expuestas al contacto e inmersión en la nueva tecnología en su vida cotidiana. Para que ello ocurra, necesitan herramientas básicas de alfabetización digital.

Los empleados que tienen un mindset digital avanzado, tienen las siguientes caracteristicas:

  1. Conocen y utilizan un listado amplio de herramientas y servicios digitales para facilitar su trabajo cotidiano.
  2. Se sienten cómodos experimentando estas nuevas tecnologías.
  3. Cuentan con capacidades para mantenerse actualizados sobre las mejoras y desarrollos de estas plataformas.

Una de las claves para desarrollar un mindset digital es la siguiente: detectar a estas personas, y hacer que trabajen colaborativamente con quienes tienen menores niveles de alfabetismo digital.

Clave 2: Saber crear, usar, comunicar y proteger los datos

Valorar la creación, uso, comunicación y protección de datos

Pareciera que cada día más personas y empresas profesa -cual mantra-, que los datos son el petróleo del futuro. A estas alturas la frase está desconectada de la realidad: los datos son el petróleo del presente y más que eso. Las reservas de petróleo, a diferencia de los datos no crecen exponencialmente cada día. Por otro lado, por sí solas no sirven para entender por qué las cosas han pasado de cierta manera en una empresa, cómo sucederán mañana, y que es factible hacer para que ocurran como es deseado. Por esto, es que su valor es inestimable, más aún en el futuro.

Los colaboradores con un mindset digital se muestran proactivos/as a buscar y encontrar información en internet; saben usar criterios múltiples para refinar esta búsqueda; generan nuevos contenidos; emplean más de un idioma para maximizar sus fuentes; facilitan el acceso a los datos e información necesaria para describir escenarios y tomar decisiones a otros colaboradores; También, se preocupan de respaldar y proteger los datos e información de la empresa como cualquier otro activo. 

Caso de éxito, Little Caesars Pizza

Un caso de éxito en el uso de datos e información para mejorar su propuesta de valor puede ser Little Caesars Pizza. Esta organización estudian sistemáticamente y en vivo los datos sobre los procesos de elección y compra de sus productos en los puntos de venta. Con base en ello, predicen la cantidad de unidades a producir de cada tipo en distintos días y horarios. Así logran una reducción significativa de su merma; optimizando el bodegaje; aumentando el volumen de compra; levantando ofertas a clientes en dispositivos móviles; optimizando su fijación de precios para generar mayor fidelidad de los consumidores, alcanzar economías de escala y mejores condiciones de negociación con sus proveedores, lo que aumenta sus ganancias y flujo de caja.

Visibilizar este tipo de experiencias es fundamental para dar un  sentido de realidad al valor de tus datos. Esta es otra de las claves para desarrollar un mindset digital. No necesitas followers by default del analytics. Al contrario, desarrolla capacidades en tus colaboradores para que valoren y usen los datos descriptiva, predictiva y prescriptivamente para mejorar las rutinas de trabajo, y los resultados finales y de procesos en tu compañía.

Clave 3: Cuestionar la rutina

Impulsar climas laborales innovadores que faciliten el cuestionamiento de las rutinas.

Adam Grant, psicólogo de la Universidad de Wharton, sostiene que las personas inconformistas mueven al mundo gracias a su capacidad de cuestionar lo que denomina “conservadurismo de estatus medio”. Este concepto refiere a que cuanto más familiarizado está un individuo con un dominio particular, menos creativo se muestra con éste. De esta manera, los ambientes laborales que tienen mayores probabilidades de fracasar en los procesos de cambio y transformación tienen las siguientes características:

  • No estimulan el cuestionamiento al conservadurismo de estatus medio a través de un trabajo desafiante, abierto, colaborativo y un
  • Su sistema de recursos e incentivos no se encuentra alineados con la innovación -que por definición cuestiona los límites de lo conocido

Los colaboradores con un mindset digital avanzado tienen las capacidades y motivación para cuestionar sus rutinas, tolerar y aprender de los errores y buscar soluciones digitales que les permitan optimizar su productividad y experiencia de trabajo. En ese sentido, es importante que los gestores de la TD valoren esta disposición a cuestionar el conservadurismo de estatus medio. Así, pueden ver esto como una oportunidad en lugar de una amenaza. En conclusión, es importante apoyar la formación de un clima de trabajo creativo e innovador que estimule a las personas a hacerlo sistemáticamente.

Clave 4: Tener una visión de largo plazo y baja rigidez emocional

Estar abiertos al cambio y ayudar a los colaboradores a superar el cortoplacismo y la rigidez emocional.

 Tener dificultades para cambiar de opinión, sentirse estresado/a o tenso cuando se informan cambios muy profundos, enfocarse excesivamente en las tareas del día a día, o buscar constantemente hacer las mismas cosas en lugar de explorar nuevas prácticas y desafíos laborales, son señales claras de una visión de corto plazo y una alta rigidez emocional de las personas. La resistencia y temor al cambio es un fenómeno habitual de cualquier organización, sin importar lo muy abierta que se muestre a éste. En ese sentido, es recomendable que los gestores de la TD, sepan de antemano que su adopción es un proceso de largo aliento y alta incertidumbre que requiere negociaciones y ajustes en los cuales deberán generar importantes inversiones económicas y de recursos humanos, de las cuales, es esperable que se puedan generar fricciones y desgaste organizacional al principio.

Es clave que los gestores de la TD detecten tempranamente a las personas que tienen capacidad para cambiar con facilidad su opinión o percepción de las cosas, y que se muestran abiertas, tranquilas y pacientes frente a los cambios de planes y estrategia inesperados, para sumarlos/as como líderes internos de la transformación digital.

Clave 5: Ser early adopters tecnológicos y ver el cambio como una oportunidad

Explorar y atraer nuevas tecnologías y procesos digitales

Los colaboradores que tienen capacidad para identificar tempranamente nuevas tendencias tecnológicas e incorporarlas con agilidad en sus procesos de trabajo, no sólo potencian las capacidades dinámicas de la empresa; son los mejores embajadores de la transformación digital pues han aprendido a ver esta instancia como una oportunidad de cambio, crecimiento y mejora continua de sus habilidades profesionales y personales.

Es importante que los gestores de la transformación digital no sólo detecten a quienes hacen esto de manera frecuente en la empresa, es vital que los reconozcan económica y/o simbólicamente, y lo enmarquen en un plan de desarrollo institucional en el cual, tras un levantamiento de una línea base de las capacidades digitales y tecnológicas de las áreas de la empresa, asocien planes de desarrollo de carrera significativos y realistas que incentiven a los colaboradores a adoptar estos comportamientos.

Clave bonus track: La necesidad de diagnosticar la madurez digital de la empresa.

El mindset es sólo uno de los componentes clave de los procesos de TD. Este proceso requiere también de una cultura creativa e innovadora, gobernanza y una estrategia que focalice los esfuerzos y nivel de ambición del cambio. El análisis de estos cuatro componentes puede arrojar luces sobre el nivel de madurez o preparación de tu empresa para abordar exitosamente el proceso de TD, pero es necesario diagnosticarlos con una metodología adecuada que establezca KPI’s sobre los cuales se establecer niveles de avance, metas y planes de cambio. 

Conscientes de este problema, en BRINCA te invitamos a conocer nuestro ADN Digital®, una metodología propia que te permitirá diagnosticar el nivel de madurez de tu empresa en relación con sus procesos de TD.

claves para desarrollar un mindset digital