Innovando con la historia: el desafío de las empresas industriales

Por Julio Benitez, 23 julio 2019

Las empresas industriales se han caracterizado por dar relevancia a la eficiencia operacional en búsqueda de maximizar los resultados del proceso productivo, eliminando inconsistencias internas. También le han dado importancia a la seguridad laboral y últimamente se han abierto a temas de sustentabilidad, con foco en el impacto que los procesos industriales generan en las comunidades y el medioambiente.

No obstante, la gestión de la innovación ha resultado ser un tema de mayor complejidad para estas empresas. Esto, principalmente, debido a su historia, muchas de ellas, con más de 100 años a sus espaldas. 

¿Por qué y por qué no?

Tener una larga historia tiene efectos positivos y negativos. Por un lado, las empresas que actualmente lideran el mundo industrial han innovado durante toda su historia, estando abiertas a la incorporación de nuevas tecnologías y capital humano avanzado. En este sentido, han innovado con la historia. Por otro lado, este tipo de empresas tienen un modo de hacer las cosas enfocado a la eficiencia, donde el castigo al error y el excesivo control limitan la iniciativa creativa e innovadora.

Los datos del Ranking de Creatividad e Innovación C³ 2019, muestran que la industria manufacturera ocupa el octavo lugar dentro de las industrias más innovadoras del país.

 

Indice de Cultura Creativa e Innovadora por Industria

Fuente: Brinca y Universidad del Desarrollo (2019)

Lo anterior, plantea el siguiente desafío a las empresas que históricamente han liderado la industria de este país: ¿Cómo desarrollar proyectos y negocios innovadores que impulsen una cultura creativa, manteniendo el sello histórico que los ha llevado a ser líderes y referentes?

 

No incorporar la innovación es un suicidio: 

Kevin Kelly, en su último libro, indica que «las organizaciones que no innovan y siguen vendiendo lo mismo que han vendido durante cinco años, literalmente, les quedan seis meses de vida», esto cobra relevancia con las tecnologías 4.0 y las exigencias de la transformación digital, especialmente, en las empresas industriales, donde la automatización se vuelve cada día más imperativa. Sin embargo, las empresas deben también ser consistentes con su identidad e historia. Como sugiere Humberto Maturana, lo más importante del cambio es aquello que se desea conservar. Por ello, resulta importante conocer compañías líderes de la industria que, haciéndose cargo de su larga historia, están impulsando la innovación en sus productos y procesos.

 

Inchalam: liderando desde el 2017 en cultura de innovación

Inchalam, empresa metalmecánica desde 1947 ha contribuido a favorecer el crecimiento del país, siendo líder en el uso de nuevas tecnologías e infraestructura en la venta del alambre. Se ha posicionado durante tres años como una de las grandes empresas más innovadoras del país en el Ranking de Creatividad e Innovación C³. En palabras de su gerente comercial, Juan Carlos Aliste: “Inchalam tiene el gran desafío que todos en la empresa entiendan el objetivo y definición de innovación para otorgar un sentido más de solución y generación de valor. La innovación aporta a la compañía un aprendizaje que permite no solo fijarnos en todo lo que se ha logrado hasta hoy, sino también, en lo que se pretende lograr a futuro y cómo se logrará, para cubrir las necesidades del cliente siendo los pioneros en la industria”

 

Volcán: innovando desde la sustentabilidad

Volcán, empresa del rubro de la construcción con más de 100 años de historia, actualmente es uno de los líderes en la fabricación de productos para la construcción. Durante gran parte de su historia, la organización se ha posicionado por la producción de Volcanita, y en la actualidad, está explorando usos de la lana mineral, producto que demuestra un profundo compromiso con el entorno y las generaciones futuras, y por el cual, le ha valido obtener el premio de innovación sustentable del Ranking C³ este 2019. Ricardo Fernández, Gerente Técnico y Desarrollo Sostenible, afirma: “Cambiar la cultura y que la innovación sea una forma de enfrentar los temas de forma rigurosa y continua, permite que no nos quedemos atrás y podamos obtener soluciones constructivas que aporten un mejoramiento en la calidad de vida de los usuarios”